La historia del cruce de mar rojo es una de las grandes hazañas hechas por nuestro Señor a traves de todos los tiempos.

Sucede que cuando estamos cansados, frustrados o en dudas, muchas veces le ponemos freno a todo lo que de Dios hemos creído.

a)Faraón había cambiado de opinión, ahora venía tras ellos con su ejército. El pánico se instaló y el pueblo israelita se paralizo y comenzó a gritar y a clamar.

b) El Señor contesto con una orden: “Pónganse en marcha”. Dios a veces nos lleva a un "Mar Rojo" en nuestra vida.

c) Sea cual sea nuestro “Mar Rojo”, Dios nos dice una cosa: "Ponte en marcha”.

d) Dios nunca nos dirá que retrocedamos en Su causa.

e) Cuando vivimos por vista, actuamos en base a lo que vemos

1 Corintios 5:6-7, y Dios dice lo contrario: “Cuando lo creas, lo veras”.

f) Dios establece esta etapa de manera dramática en nuestras vidas porque Dios actúa en lo dramático, esto es, en el momento más crítico de nuestro problema. Estando frente a nuestro “Mar Rojo” no me detengo sino que sigo caminando en la dirección que Dios ya me ha indicado, aun cuando no pueda ver todavía el lugar a donde Él me está llevando, solo debo confíar y caminar.

g) Seguir avanzando significa: seguir confiando, seguir orando, seguir sirviendo, seguir congregándose. No nos detengamos, sigamos avanzado, porque entonces Dios abrirá el mar que nos detiene.