Frecuentemente oramos diciendo al Señor “ten misericordia de mí...”, seguiremos entonces estudiando la misericordia de Dios y sus múltiples características, y nos daremos cuenta que la misericordia de Dios es un principio bíblico que debe activarse, como muchos principios bíblicos. (ej. El Diezmo)

a) Jeremías 3:12. Dios nos muestra su Disposición a ayudarnos, pero...

b) Job 1:20-22. Cuando todo se ha perdido puede ser por dos razones: porque se ha pecado o es una prueba de Dios; y en eso habrá de ser muy honesto con nosotros mismos.

c) Isaías 1:10-14. Muchas veces tenemos cansado a Dios con nuestros pecados y nuestra falsa manera de vivir, por nuestra hipocresía. Dios nos está diciendo que no oirá nuestras súplicas por nuestra maldad, esto es el juicio, esto se vuelve en castigo.

d) Isaías 1:18-20. Dios nos ofrece una vida nueva, empezando de cero.